La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

El Perdón: Sana, Reconcilia y es la base de la Salvación

Lecturas y Reflexión lunes 19 de abril de la tercera semana de Pascua 
"Cuando somos conscientes de nuestros errores, en ese momento el Espíritu Santo está actuando, pero debemos entender que esta conciencia nos debe llevar a un cambio y no quedarnos quietos, sino a movernos a pedir perdón ya mejorar nuestras relaciones con los demás". MGS 

      HOLA, REALIZA LA ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO, ANTES DE LAS LECTURAS DEL DÍA Y LA REFLEXIÓN

ORACIÓN AL ESPIRITU SANTO

Ven Espíritu divino

manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre,
si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde
calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones,
según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia,
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. Amén.

PRIMERA LECTURA DE LA MISA

Lectura del libro de los Hechos de los apóstoles (6,8-15):

EN aquellos días, Esteban, lleno de gracia y poder, realizaba grandes prodigios y signos en medio del pueblo. Unos cuantos de la sinagoga llamada de los libertos, oriundos de Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia, se pusieron a discutir con Esteban; pero no lograban hacer frente a la sabiduría y al espíritu con que hablaba.
Entonces indujeron a unos que asegurasen:
«Le hemos oído palabras blasfemas contra Moisés y contra Dios».
Alborotaron al pueblo, a los ancianos y a los escribas, y, viniendo de improviso, lo agarraron y lo condujeron al Sanedrín, presentando testigos falsos que decían:
«Este individuo no para de hablar contra el Lugar Santo y la Ley, pues le hemos oído decir que ese Jesús el Nazareno destruirá este lugar y cambiará las tradiciones que nos dio Moisés».
Todos los que estaban sentados en el Sanedrín fijaron su mirada en él y su rostro les pareció el de un ángel.

Palabra de Dios - Te Alabamos Señor

 SALMO RESPONSORIAL

Sal 118,23-24.26-27.29-30

R/. Dichoso el que camina en la voluntad del Señor

Aunque los nobles se sienten a murmurar de mí,
tu siervo medita tus decretos;
tus preceptos son mi delicia,
tus enseñanzas son mis consejeros. R/.

Te expliqué mi camino, y me escuchaste:
enséñame tus mandamientos;
instrúyeme en el camino de tus mandatos,
y meditaré tus maravillas. R/.

Apártame del camino falso,
y dame la gracia de tu ley;
escogí el camino verdadero,
deseé tus mandamientos. R/.

EVANGELIO DE LA MISA

Lectura del santo evangelio según san Juan (6,22-29):

DESPUÉS de que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el mar. Al día siguiente, la gente que se había quedado al otro lado del mar notó que allí no había habido más que una barca y que Jesús no había embarcado con sus discípulos, sino que sus discípulos se habían marchado solos.
Entretanto, unas barcas de Tiberíades llegaron cerca del sitio donde habían comido el pan después que el Señor había dado gracias. Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús.
Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron:
«Maestro, ¿cuándo has venido aquí?».
Jesús les contestó:
«En verdad, en verdad os digo: me buscáis no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a este lo ha sellado el Padre, Dios».
Ellos le preguntaron:
«Y, ¿qué tenemos que hacer para realizar las obras de Dios?».
Respondió Jesús:
«La obra de Dios es esta: que creáis en el que él ha enviado».

Palabra del Señor - Gloría a Ti Señor Jesús

REFLEXIÓN DEL DÍA 

Por Laico Mauricio García Simbasica

LO QUE OFRECE EL HOMBRE; ES FINITO, LO QUE OFRECE EL AMOR DEL SEÑOR; ES ETERNO

Queridas hermanas y hermanos en Cristo Jesús, con  el tema de hoy, quiero que nos sentemos a mirar, cuantas cosas la sociedad nos brinda para salir de las dificultades de la vida y en cuantas esta Dios, por eso en los momentos difíciles, siempre  tenemos dos opciones interesantes: una creerle a los hombres, con actos de magia, dinero u otras cosas más que no son buenas para nosotros. O  la otra, creer que Dios todo lo puede, que todo lo transforma, para gloría de él, pero no de una forma mágica, sino de una forma muy humana y aterrizada, donde se comunica con nosotros por medio de hombres que procuran; vivir y actuar según su santa voluntad, y los cuales no buscan hacer las cosas para que los coronen o los vuelvan los súper poderosos, sino hombres que buscan desde su sencillez, servir y dar lo mejor que Dios les ha dado en  su vida y su entrega al AMOR DE LOS AMORES, da  a conocer a Cristo Jesús, pero claro, todo esto se logra desde una entrega que es totalmente desinteresada y que lo único que busca es realizar la obra de Dios y no la obra personal.

Pero bueno como siempre después de estos pequeños recorridos por nuestra conciencia, la cual actúa de diferentes maneras ante las situaciones difíciles y muchas veces busca, soluciones meramente humanas, vemos como Dios en su infinito amor nos va dando las soluciones con cosas sencillas y sin tantos peros, pues los hombres ante las situaciones difíciles solo pensamos en lo poco que tenemos, que comeremos, y solo nos preocupa lo corporal, y poco buscamos radicalmente lo espiritual y aunque  muchas veces, sentimos supuestamente la presencia de Dios en nuestras vidas, siempre le estamos preguntado: ¿y cómo voy a salir de esto si lo que tengo no me alcanza? Definitivamente nosotros los hombres somos seres de muy poca fe, pues si hemos decidido en creer en el AMOR DE LOS AMORES, como es posible en su infinito amor y poder para sacarnos de muchas situaciones, que por terquedad nuestra y por nuestra falta de contar con el Señor, nos metimos ahí, o por circunstancias fortuitas de la vida, estemos pasando momentos difíciles. y en estos momentos es donde, el hombre o confía en el amor y la misericordia del Señor o confía en lo perecedero que nos ofrece este mundo o hasta  nosotros mismos, pues siempre, estamos atentos a buscar las soluciones rápidas y estas soluciones que nos plantea el mundo, son simplemente soluciones temporales, que nos quieren engañar, para alejarnos del amor del Señor y más bien sumergirnos en la desgracia de un mundo lleno de soledad y egoísmo, un mundo donde entran soluciones como: la brujería, el horóscopo, la yoga y otras corrientes que solo buscan alejarnos de la grandeza de Dios y de su infinito amor por su creación, métodos que solo buscan que confiemos más en lo que el hombre dice, que en lo que Señor nos invita a vivir y que nos lleva a tener plena confianza a su amor y misericordia, lo cual implica que nuestro abandono debe ser total y que cuando estemos cansados él nos hará recostar en verdes praderas y nos dará el alimento para poder seguir en la lucha diaria y en el vivir en la confianza plena en Dios, alimento que para nosotros es la Eucaristía, lugar donde el Señor nos alimenta con su palabra y nos fortalece con su cuerpo y su sangre, lo cual debe bastar al hombre para retomar los caminos del amor y la verdad,

Por lo tanto la invitación en el día de hoy, es para que entendamos que las dificultades, son más fáciles de llevar junto con el Señor y aunque muchos digan; que no vale la pena, que es más fácil buscar otras salidas, salidas que muchas veces terminan en tragedia y que solo nos llevan a dejar a un  lado la grandeza de Dios y que buscan que realcemos la fuerza de un hombre y no la del AMOR DE LOS AMORES la de nuestro Cristo Jesús. Que es el único que nos puede dar lo que necesitamos en el caminar por este mundo. Por eso, cuando nos abandonamos a él y obedecemos lo que él nos dice, por medio de su palabra y por medio de sus servidores, entenderemos que lo temporal es temporal  y que el amor del Señor, el cual vivimos por medio de su palabra nos llevará a la vida eterna.

OREMOS

A ti mi Señor: sea el poder y la gloria por los siglos de los siglos amén, con esta frase quiero empezar a decirte Señor, sé que he desconfiado de tu amor y grandeza y muchas veces creo que tu no vas a poder solucionar mis problemas, que con lo poco que tengo no podré sacar adelante mi vida y que tendré que recurrir a otras cosas para poder solucionar mis desgracias y tristezas, pero Señor, tú eres tan grande y misericordioso que me dices: “no te afanes y siéntate en el prado donde te haré descansar y te pondré hombres que están a mi servicio, para que te den el alimento verdadero y puedas tus fuerzas restaurar y seguir el camino, reconociéndome como el todo y como el rey verdadero de tu vida, aquel que la regirá por siempre”. Por eso Señor, hoy te quiero dar las gracias; por todas las dificultades que tengo y por todo el amor que tú me das en el trascurrir de mi vida y te doy gracias porque sé, que no me abandonas a mi suerte, sino que cada día me alimentas con tu palabra y me das vida, en la sagrada eucaristía, donde recibo las fuerzas necesarias, para seguir adelante aunque la tormenta sea cada día más intolerante. GRACIAS SEÑOR, EN TI CONFIÓ. Amén.

“LETANIAS DE LA HUMILDAD”

"Dios mío, no soy más que ceniza y polvo"

Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón parecido al tuyo.

Del deseo de ser alabado, librame, Señor

del deseo de ser honrado, librame, Señor

del deseo de ser aplaudido, librame, Señor

del deseo de ser preferido, librame, Señor

del deseo de ser consultado, librame, Señor

del deseo de ser aceptado, librame, Señor

del temor a ser humillado, librame, Señor

del temor a ser despreciado, librame, Señor

del temor a ser reprendido, librame, Señor

del temor a ser calumniado, librame, Señor

del temor a ser olvidado, librame, Señor

del temor a ser ridiculizado, librame, Señor

del temor a ser injuriado, librame, Señor

del temor a ser rechazado, librame, Señor

del temor de mi enfermedad y la de los demás,  librame, Señor

del temor de mi muerte y la de los demás,  librame, Señor

Concédeme, Señor, el deseo de que otros sean más amados que yo,

Concédeme, Señor, el deseo de que otros sean más estimados que yo,

Concédeme, Señor, el deseo de que otros crezcan  y yo disminuya,

Concédeme, Señor, el deseo de que otros sean alabados y yo sea despreciado,

Concédeme, Señor, el deseo de que otros sean empleados en cargos importantes,  y que a mí se me juzgue inútil,

Concédeme, Señor, el deseo de que otros sean preferidos, y yo se menospreciado,

Concédeme, Señor, el deseo de que los demás sean más santos que yo, con tal, que yo sea todo lo santo que pueda.

De ser desconocido y pobre, Señor, me alegraré,

De estar desprovisto de perfecciones naturales de cuerpo y de espíritu, Señor, me alegraré,

que no se piense en mí, Señor, me alegraré,

que se me ocupen en los empleos más bajos, Señor, me alegraré,

que ni se dignen usarme, Señor, me alegraré,

que no se me pida mi opinión, Señor, me alegraré,

que se me deje el último lugar, Señor, me alegraré,

que no me hagan cumplidos, Señor, me alegraré,

que me reprueben a tiempo y a destiempo, Señor, me alegraré,

 Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia,

porque suyo es el Reino de los Cielos.

 Oración:

Dios mío, no soy más que polvo y ceniza. Reprime los movimientos de orgullo que se elevan en mi alma. Enséñame a despreciarme a mí mismo, Vos que resistís a los soberbios y que dais vuestra gracia a los humildes. Por Jesús, manso y humilde de Corazón. Amén.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?